Biocombustibles en Argentina: ¿Política ambiental o política a secas?

Reglamentaba a través de un Decreto la Ley de Biocombustibles considerando:

“Que la Ley Nº 26.093 aprobó el Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles en el territorio de la REPUBLICA ARGENTINA.

Que la diversificación de la oferta de combustibles constituye uno de los ejes de la política nacional en materia de combustibles.

Que la incorporación de Biocombustibles a la matriz energética nacional tiene sustento en la necesidad de promover el uso de combustibles que comprometan en la menor medida posible el medio ambiente, en el marco de una política consistente con la aspiración plasmada en el Artículo 41 de la CONSTITUCION NACIONAL.

Que la promoción de Biocombustibles constituye una política adecuada para enfrentar los desafíos de abastecimiento que tiene el país en el marco de una economía en crecimiento”.

Hoy, 15 años después nos encontramos rediscutiendo esta “Política de Estado”, poniendo incertidumbre sobre su continuidad o la forma de su continuidad, cuando debería estar claro que las “Políticas de Estado” deberían basarse en la previsibilidad, la continuidad, porque han implicado muchos reacomodamientos y expectativas, muchas y muy importantes inversiones y porque además el Ambiente, motivo central de esta Ley, requiere una mirada de largo plazo.

Ver Artículo Completo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.