Guzmán, el protagonista de una película repetida

Como por arte de magia, el cielo comenzó a despejarse. De los nubarrones de alguna tormenta financiera, se llega a un equilibrio macroeconómico, algo inestable, pero equilibrio al fin. Se impuso la lógica política por encima de la economía, como suele suceder en la Argentina los años impares.

Ver Artículo Completo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.