El peligro está a la vista: ¡manos a la obra!

Una vez conocida la tasa de inflación de diciembre, se disparó la alarma. Llegó al 4%. Lo peor de esto es que la mayor incidencia en este ratio viene del precio de los alimentos, cuya suba fue de 4,4%.

Ver Artículo Completo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.