AHORA EL TURNO DEL MAÍZ

La sociedad argentina parece vivir un dejà vu permanente. El pasado siempre incursiona el presente e impide un futuro distinto. Acostumbrados al fracaso no dudamos en repetir la misma experiencia esperando el “milagro” de resultados diferentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *