En su desesperada búsqueda de divisas, el gobierno cedió a la industria aceitera el regreso del “diferencial” de retenciones

Que el gobierno está desesperado por divisas está claro: las necesita para reforzar las reservas del Banco Central, para evitar el descalabro definitivo del tipo de cambio, la tan temida devaluación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *