CON VICENTIN OUT, EN SUNCHALES SE OFRECEN PARA SER LOS SIGUIENTES

La debacle de Vicentín empezó a hacerse visible el 4 de diciembre pasado, cuando cuatro días antes del cambio de gobierno, admitió que se encontraba en un estado de «estrés financiero» y que no podía hacer frente al pago de 350 millones de dólares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.