La soja se desploma pero no todos pierden plata: ¿Adivinen quién es el hijo de la pavota?

El mismo productor, el mismo campo, ocho meses después en una Argentina que suele darle la espalda a sus sujetos productivos, y dentro de un mundo convulsionado por el Coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *