Una pregunta incómoda: ¿Vale la pena seguir formando parte de la Argentina?

Frente a la creciente exigencia de tributos. Para el Estado nacional argentino la región pampeana no está habitada por empresarios y trabajadores, sino por siervos de gleba, campesinos que tienen el derecho a trabajar una porción de tierra a cambio de pagar al señor feudal un canon que en la Europa medieval consistía fundamentalmente en la entrega de mercadería o dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *